loader image
danica music

Hace más de un año que convivimos con una pandemia que ha remecido la salud pública y nuestra vida en general. Las medidas tomadas en diferentes países para poder frenar la propagación del Covid-19 no solo han significado un confinamiento estricto, sino que además ha puesto en riesgo el funcionamiento de miles de empresas y compañías a nivel mundial.

Si bien, en un inicio se tornaba complejo pronosticar cómo enfrentar una situación de esta envergadura, para algunas empresas, como aquellas que prestan servicios digitales, esta nueva realidad no presentó mayores dificultades, debido a que ya habían considerado las poderosas ventajas que proporcionan los principios de la agilidad empresarial.

En este contexto, vivimos la implementación de algunos cambios, tales como la transición al home office, que junto con otras medidas han permitido ver los beneficios de la agilidad. Aquellas empresas que ya funcionaban con equipos ágiles autogestionados, tuvieron menos inconvenientes y han podido adoptar esta nueva modalidad de trabajo de forma positiva. Por el contrario, para aquellas empresas que continuaban con procesos lentos y extremadamente burocráticos, el cambio no ha estado exento de complicaciones, ya sea en términos de estrés personal como de eficacia en la creación de valor.

Situaciones como esta son las que están impulsando a las empresas a adoptar la agilidad dentro de sus modelos de negocio, pero la transición a una gestión ágil presenta grandes retos, pues las prácticas, los valores y las actitudes arraigadas no integran cambios de manera fácil o rápida; no obstante, existen indicadores que colaboran en la comprensión de las oportunidades y retos que implica implementar un enfoque de agilidad en una organización. Uno de ellos, es el “Informe de Agilidad Empresarial 2020”; reporte con conclusiones de 433 personas encuestadas, pertenecientes 359 organizaciones de todo el mundo, conducido por el Business Agility Institute.

En este sentido, durante los últimos meses hemos sido testigos de cómo la revolución de la agilidad se ha puesto en marcha y por ello queremos destacar elementos importantes que ofrece este informe para quienes deseen conocer este camino y sus beneficios.

Entendiendo la agilidad empresarial

Antes de seguir, hay que entender con claridad qué es la agilidad empresarial. Si bien hay muchas definiciones para este concepto, en función y efecto de lo que hemos planteado, nuestra propuesta es que se debe considerar como un término complejo y multifacético, que abarca todos los aspectos e interacciones de un sistema organizativo, con el propósito de encontrar diferentes maneras de crear valor y ser capaz de cumplir con el propósito último de satisfacer al cliente. Ahora bien, no es posible determinar un marco único o una metodología exacta para implementar la agilidad empresarial, dado que una organización es un sistema adaptativo complejo, pero a pesar de no encontrar dos organizaciones que funcionen de la misma manera, surgen patrones comunes que pueden ser considerados. En 2017, desde el Business Agility Institute comenzaron a trabajar en aclarar qué se entiende por una organización ágil, y de esta investigación, surgieron los Dominios de la Agilidad Empresarial, un modelo que consta de 13 variables agrupados en 4 áreas claves:

  • Relaciones (el cliente se incorpora en el centro del modelo)
  • Liderazgo
  • Operaciones
  • Individuos

Cada uno de estos dominios es parte fundamental de una organización ágil y son igualmente importantes, necesarios y se encuentran relacionados entre sí. Cabe señalar que es ajeno al modelo, la manera en que se expresan estas características, ya que es algo único en las organizaciones y se basa en innumerables aspectos, marcos, prácticas, comportamientos y sistemas.

Resultados claves

Tras la llegada del Covid- 19 el mundo ha cambiado de una forma irreconocible, pero sigue siendo a fin de cuentas el mismo mundo. Lo anterior implica también que las expectativas de los clientes de igual forma han evolucionado y, en este nuevo contexto, esperan una mayor responsabilidad social por parte de las empresas.

En comparación con años anteriores, se han visto más organizaciones que comienzan su viaje a la agilidad y las que ya se encontraban en este camino, han evidenciado un mayor progreso. En este sentido, el “Informe de Agilidad Empresarial 2020” reporta una aumento general de madurez con respecto a la agilidad de un 8%, y los encuestados destacaron que, gracias a la agilidad empresarial, se han obtenido los siguientes beneficios:

  • Beneficios Organizacionales
    Existe una mayor colaboración, comunicación y mejores formas de trabajo.
  • Beneficios Comerciales
    Ha aumentado la rapidez en la comercialización y la satisfacción de los clientes.
  • Beneficios relacionados al personal
    Ha aumentado la motivación y satisfacción de los trabajadores.
  • Existe una mayor rapidez y adaptación a los desafíos del Covid-19

Indicadores claves de predicción

En la construcción del “Informe de Agilidad Empresarial 2020”, se descubrieron tres indicadores importantes de agilidad empresarial, los que están basados en análisis de años anteriores. Las organizaciones que presentan estándares más altos en estas medidas tienen, en general, una mayor agilidad y también más beneficios asociados.

Estos tres indicadores son los siguientes:

  1. Mejora continua
    Fomentar una cultura de aprendizaje y experimentación ayuda a las organizaciones a mejorar continuamente lo que hacen y cómo lo hacen, reduciendo costos, elevando la eficiencia y ofreciendo un mayor valor a los clientes.
  2. Búsqueda de objetivos
    Financiar objetivos empresariales en lugar de proyectos o resultados de trabajo específicos. Permite que las organizaciones puedan invertir fácil y rápidamente en nuevos productos o servicios, tan pronto surjan nuevas oportunidades de mercado. Asimismo, con la administración correcta, es posible detener o cambiar el trabajo que no esté aportando el valor esperado para el cliente.
  3. Cadena de valor
    A través del diseño de procesos de trabajos flexibles que sean eficientes y centrados en el cliente, las organizaciones pueden estructurar los equipos en todos los niveles, en función de que para el cliente maximice la creación de valor.

Importancia de la agilidad para la gestión de la innovación

La semana pasada publicamos el artículo “Innovación: un factor importante para aprender y crecer”, donde abordamos los beneficios de la innovación en la transformación organizacional. En este punto la agilidad también toma un papel particularmente importante, dado que en los procesos de innovación la complejidad y el grado de incertidumbre se presentan en altos niveles. Es por esto que, al implementar métodos ágiles para la gestión de la innovación, se deben considerar algunos aspectos importantes y de gran relevancia:

  • Apertura Un trabajo ágil contempla modificar procesos rígidos con modalidades más flexibles y adaptativas. Lo anterior solo es posible cuando los equipos de la organización desempeñan sus tareas de manera independiente, con libertad de acción frente a posibles cambios. Para esto, es indispensable la presencia de una comunicación abierta con todos los equipos. De esta manera, el trabajo se vuelve participativo y la creación de valor se nutre del posible input que puedan aportar los diferentes equipos.
  • Prototipos En el desarrollo de las innovaciones, usar prototipos permite que se puedan probar versiones de alguna iniciativa o producto, aún cuando no están terminados, lo que proporciona una retroalimentación que puede ser utilizada para realizar mejoras, según las necesidades de los equipos o de los clientes.
  • Trabajo en equipo Una mentalidad ágil, elimina los límites entre equipos, departamentos o clientes, ya que la atención no está puesta en una competencia, sino más bien en el alcanzar un objetivo que beneficia a todos los participantes. Aquí predomina la creación de redes y el intercambio de conocimientos de todos los involucrados.
  • Adaptabilidad Los requisitos y los desafíos evolucionan constantemente, por lo que en un enfoque de agilidad, la adaptación no puede ser un problema. Es más, no se trata exclusivamente de reaccionar a las cambiantes necesidades externas, sino que se debe reaccionar en todas las etapas del proceso de innovación y mantenerse activos. Implementar procesos de innovación flexibles en una cultura que promueve la adaptabilidad, entrega la oportunidad de afrontar los retos con mayor éxito.

Conclusión

Frente a los cambios poco manejables que se han evidenciado en los últimos años, la agilidad se ha presentado como una herramienta primordial para la sobrevivencia de las organizaciones, y es que las convierte en entidades más flexibles, capaces de anticiparse y adaptarse a las condiciones variables e inestables del entorno. La agilidad empresarial ayuda a las organizaciones a alcanzar una gestión dinámica, además de aprender y experimentar en un proceso continuo. En The Canvas Group podemos guiarte en los pasos para implementar agilidad en tu empresa acorde a tus necesidades. Si te interesa conocer más detalles de nuestro trabajo, no dejes de visitar nuestra página.


OTRAS PUBLICACIONES


La agilidad más allá de la crisis

La agilidad más allá de la crisis

Foto de @cristian-rojas en PexelsHace poco más de un año, el mundo se detuvo unos instantes y nos enfrentó a una crisis que puso en jaque el ámbito de los negocios y la manera en la que estaban operando las empresas. Frente a esta situación, las organizaciones se...

read more
¿Cómo ejecutar la agilidad y obtener beneficios?

¿Cómo ejecutar la agilidad y obtener beneficios?

Foto de @krakenimages en Unsplash Los abruptos cambios del último tiempo han generado un contexto complejo, volátil y lleno de incertidumbre para las organizaciones, razón que las ha llevado a buscar nuevos caminos para mantener sus niveles de rentabilidad y...

read more
¿Cómo planificar y afrontar los desafíos de la agilidad?

¿Cómo planificar y afrontar los desafíos de la agilidad?

Foto de @tateisimikito en UnsplashAdaptarse a los cambios y sobrevivir sin fracasar, no es una habilidad fácil de adquirir, ni mucho menos un camino rápido, aún más cuando está en juego la estabilidad de una organización. En estas circunstancias, se hace necesario...

read more